sábado, 12 de noviembre de 2016

PLAYAS DE LA RIVIERA MAYA (II)

Retomamos el blog, después de casi un par de meses sin escribir, y yo pensaba que me iba a sobrar el tiempo!!! Hoy me apetece escribir sobre otra playa de la Riviera Maya, lugares dónde el tiempo se para, dónde los colores es verdad que son diferentes, y dónde respirar profundamente te llena de energía y te recuerda que es bueno que tu vida vaya circulando por distintos lugares.

A unos 40 km de Playa del Carmen se encuentra Akumal, la playa que nos recomendaron para ver las tortugas marinas, un lugar mágico y muy recomendable para los niños,  por sus agua tranquilas.

Dejamos el coche en uno de los aparcamientos que hay junto al acceso a la playa, por 50 pesos puede estar todo el día.  Caminamos un poco y entramos a la playa, como llevábamos equipo de snorkel y chalecos, no hizo falta alquilar nada, así que buscamos un hueco debajo de las palmeras para dejar las cosas, nos preparamos y nos metimos los cuatro, incluso la pequeña. Las tortugas se acercan a esta playa por que una especie de alga que hay en el fondo es su alimento, por lo que es fácil ver 5 o 6 ejemplares en una media hora. Es importante dejar que estén tranquilas, verlas a una distancia prudencial ya es impresionante, no es necesario plantar el palo selfie al lado de la cabeza de la tortuga, como vimos que hacían algunos turistas. Lo mejor es quedarte quieto y observar. Los chalecos son obligatorios para evitar que la gente altere el fondo marino. 

                
 

Esta playa tiene todos los servicios, varios restaurantes, super...pero nos recomendaron ir hacia la bahía de la media luna y comer en uno de los chiringuitos de allí. Paramos en uno que se llamaba "La Buena Vida", el nombre lo dice todo, buena comida, buen ambiente, piscina para las peques, playa para pasear, hamacas...en fin un sitio espectacular